jueza
La jueza ve «falta total de atención médica» en la muerte de un interno de Bonxe

La jueza Pilar de Lara considera que «parece claro que hubo una negativa y falta total de atención sanitaria en el Centro Penitenciario de Bonxe» a un interno, Emilio Pena Luaces, que falleció como consecuencia de una pancreatitis en el mes de agosto de 2011. La magistrada responsabiliza del hecho al que por aquel entonces era el jefe de los servicios médicos del penal al que imputó. Sin embargo, el facultativo no pudo comparecer porque falleció. La madre del interno reclama a Instituciones Penitenciarias por la vía civil.

La jueza recuerda en un auto que un testigo manifestó en fase de instrucción que Emilio Pena fue al médico varias veces y que este no le hizo caso al menos en tres ocasiones. El testigo declaró que el facultativo le dijo ?estoy harto de verte aquí?. La persona que contó estos detalles fue testigo de primer orden, ya que estaba en la enfermería y vio cómo el interno le rogaba al médico que lo llevaran fuera.

El mismo día en que salió de permiso y que su familia pudo trasladarlo al hospital, acudió a los servicios médicos de la prisión y, supuestamente, el médico le dijo que era muy tarde y le tiró unos sobres de suero.

El médico -dice la jueza- comete un error inexcusable al hacer constar como fecha de asistencia la del 28 de julio de 2011 cuando el paciente había abandonado el centro el día anterior en el que ingresa en el hospital. Error que no resulta perdonable y que seguro fue fruto del nerviosismo al tener consciencia del error de diagnóstico y de las consecuencias de la falta de asistencia. Para entonces ya sabía que que estaba ingresado con pancreatitis y muy grave, por lo que no es descabellado el sospechar que en la anotación del 28 de julio trate de incardinar en su primer diagnóstico una sintomatología adecuada.

«Pero es más -añade-, la negligencia del médico no radica tanto en la posible comisión de un error de diagnosis al tratar como gastroenteritis lo que era una pancreatitis aguda, sino en el hecho de no haberle dispensado atención sanitaria, ni en la última ocasión, ni tampoco el 22 de julio». Recuerda la jueza que esta no es la única causa seguida en los juzgados «por la mala atención del difunto jefe de los servicios médicos».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *